martes, 15 de julio de 2014

LA AF Y EL ESTADO

EMILIO PERSICO

“El Estado debe intervenir”

El flamante Secretario de Agricultura Familiar de la Nación, sostuvo ante Página/12 que el sector de los agronegocios debería aportar hasta dos puntos de retenciones a la soja para promover el desarrollo de la agricultura familiar. También planteó la necesidad de generar nuevas regulaciones.

Por Sebastián Premici

El dirigente del Movimiento Evita Emilio Pérsico fue designado al frente de la nueva Secretaría de Agricultura Familiar. Antes ocupaba el cargo de subsecretario. En un reportaje con Página/12, el funcionario reflexionó sobre los distintos instrumentos que podrían generarse desde el Estado para consolidar un modelo económico más inclusivo dentro del sector agropecuario local.

–Argentina produce más de 100 millones de toneladas, los paquetes tecnológicos son cada vez más invasivos y los grandes exportadores concentran la mayor porción del sector. ¿Qué lugar ocupa en la Argentina la agricultura familiar?

–En primer lugar hay que señalar que hay dos economías que coexisten, el modelo de los agronegocios y el de la agricultura familiar, que es el modelo de una economía popular. Los dos sistemas tienen que convivir. El proceso de la agricultura de mercado no produce puestos de trabajo sino que los reduce. Sí es verdad que incrementa la productividad y la producción, tal cual venimos observando todos estos años. Obviamente no puedo estar en contra de un proceso donde la Argentina, con desarrollo tecnológico, ha creado la proteína más barata para los barrios populares, como es el pollo, con la transformación de granos en proteína. Pero existen otros procesos que tienen en su centro al hombre. En Argentina ocurrieron tres invasiones, primero la colonial, luego la oligárquica y en tercer lugar la invasión del mercado, que desplazó al productor a vivir de la renta. La agricultura familiar puede volver a poblar nuestro país y construir una agricultura sustentable con rostro humano, de compañeros concretos y no con maquinaria.

–¿En todos estos años no se logró incluir los productores familiares?

–Hay aproximadamente 350.000 producciones agropecuarias en el país, de las cuales 250.000 son de la agricultura familiar y 100.000 de los agronegocios. Argentina tiene entre un 8 y 10 por ciento de su población viviendo en el campo, cuando los países limítrofes tienen el 40 por ciento y en América el promedio es del 25 por ciento. Estamos muy atrás. Nos llamamos un país agropecuario, pero el hombre está en otra actividad. Hemos reducido la cantidad de producciones agropecuarias. Desde el Estado debemos poner la inversión para revertir esta situación y crear otro tipo de tecnología y legislación para los agricultores familiares.

–¿Qué tipo de legislación o reglamentación específica se necesitaría?

–Si una empresa grande del mercado quiere sacar un nuevo producto lo puede legalizar a nivel nacional y no tiene inconvenientes en trasladarse por todo el país. Un pequeño productor que fabrica fiambre de llama lo puede legalizar solamente en la Municipalidad de La Quiaca y se debe quedar ahí. No lo puede llevar ni siquiera a Humahuaca, ni hablar de Buenos Aires. Esto debería ser modificado. La creación de esta secretaría o áreas específicas en el Senasa o el INTA son grandes avances. Ahora hay que poner a trabajar la maquinaria para resolver estos temas complejos. La mayoría de la normativa existente mira hacia los mercados de exportación, cuando la agricultura familiar apunta más al autoabastecimiento. Podrías establecer que los productos llamados de campo, como los quesos, sean comercializados sólo por pequeños productores y no por las grandes corporaciones.

–¿Cuánto aporta la agricultura familiar al Producto Bruto Interno?

–Todavía no está muy cuantificado el nivel de producción de este sector, pero sí puedo indicar que en consumo interno estamos cerca del 20 por ciento y en algunos sectores más, como en la horticultura. Lo importante del sector es su potencial. Con un millón de producciones, habría cinco millones de compañeros ocupados, sería una revolución económica, de seguridad, un cambio de paradigma muy fuerte. Hay que transformar los subsidios que hoy reciben los sectores populares desde distintas fuentes en procesos productivos concretos. Sintonía fina, como dijo Cristina.

–¿La creación de las ferias francas puede ser un ejemplo?

–Existen aproximadamente 500 ferias francas. Compañeros que ante la crisis de la década del ’90 salían con un tablón a vender el excedente de su chacra, después empezaron a plantar para vender en el barrio. Hay que sistematizar este trabajo, con mercados regionales. Los mejores instrumentos fueron los creados por los propios compañeros. Las ferias francas son el abastecimiento local, que es complementario de la economía de mercado. Hay ferias que ya son permanentes, como en Posadas. Pero hay que comenzar un proceso de unificación en consorcios provinciales.

–¿Cómo funcionarían?

–Organizar todas las ferias en consorcios en donde puedan aprovechar el intercambio regional o nacional. La misma feria recoge productos de otras provincias y luego la ganancia se reparte entre todos los productores. No es que los agricultores se convierten en comerciantes individuales, sino que es todo colectivo. Tenemos una mesa de diálogo con sectores de la economía de mercado, con los que buscamos un acuerdo alrededor de las ciudades para generar un cordón que permita defender la economía de la agricultura familiar. Por ejemplo, en Europa hasta que no se vende la remolacha de un pueblo no podés traer remolacha de otro lugar. Eso está reglamentado por municipio. Esto lo podemos hacer acá, en colaboración con los intendentes y con las fuerzas vivas. Es decir, ordenar el mercado en función de otra producción y otro tipo de consumo.

–¿Qué cambió después del conflicto por las retenciones móviles, en cuanto a los sujetos agrarios expuestos?

–Apareció un nuevo campo, que no era visible. Sujetos sociales que aparecieron en la lucha por otro tipo de economía. Sobre esa pelea nos sentamos para discutir en estos términos, como por ejemplo cuál es el aporte que el modelo de los agronegocios puede hacer para el desarrollo de la agricultura familiar.

–¿Qué tipo de aporte?


–Que pongan el 2 por ciento de las retenciones a las exportaciones de soja para la agricultura familiar. Ellos viven en los pueblos del interior. Alguna vez sus padres fueron parte de este proceso. Por lo tanto, podrían destinar una porción de las retenciones a este sector. El país debe ser planificado geopolíticamente. Incluso los gobiernos oligárquicos que hicieron un aporte a la ocupación de la Argentina, como Roca, cuando llegaron a Río Negro armaron una defensa poniendo productores para que haya población. De esa manera armaron una defensa y sacaron al ejército. La agricultura familiar es parte de esa disputa. El Estado debe intervenir a favor de los más débiles. Estoy orgulloso de lo que se ha hecho por la dignidad de los trabajadores y estaremos orgullosos por lo que se hará desde este Estado por los productores familiares.
Las ferias, un desafío especial para Pérsico. 

lunes, 14 de julio de 2014

CREDITOS DE BANCO SOCIAL PARA LA AF

Un Banco Social apoya a
productores frutihortícolas
del Gran La Plata

La organización, fundada en la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Nacional de La Plata, está formada por un equipo promotor integrado por 12 personas entre estudiantes y profesionales de distintas disciplinas, y los productores agropecuarios.

La primera entidad creada con el objetivo de otorgar microcréditos solidarios a pequeños productores vinculados con la agricultura familiar del cordón frutihortícola del Gran La Plata, apoya a más de 150 cooperativas que promueven la economía social y solidaria.

La organización, fundada en la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Nacional de La Plata, está formada por un equipo promotor integrado por 12 personas entre estudiantes y profesionales de distintas disciplinas (veterinaria, agronomía, contadores, trabajadores sociales), y los productores agropecuarios.

"Arrancamos en 2005 con un fondo inicial de 50.000 pesos, destinado a productores hortícolas de la zona del Parque Pereyra, y hoy estamos apoyando a más de 150 cooperativas y grupos de la región", dijo a Télam el principal referente del Banco Social, Sergio Dumrauf.

Explicó que en el comienzo "hubo muchos aciertos, también errores", y destacó que a partir de 2006, cuando se aprobó la Ley 26.117 de Promoción del Microcrédito para el Desarrollo de la Economía Social a fin de estimular los grupos de escasos recursos, el Banco Social tuvo un renovado impulso.

"Los créditos se otorgan a mitad de año, julio o agosto, rondan los mil pesos, hay varios ciclos de créditos y hay otros tres o cuatro mil pesos de capital de trabajo; sabemos que no alcanza, pero aportan a las necesidades de los productores", precisó Dumrauf.

Algunas de las organizaciones a las que pertenecen los productores tomadores de crédito son Grupo Tomate Platense, Grupo Villa Elisa, Grupo Centenario, Productores Apícolas de Sourigues y la Cooperativa de Productores de Hudson.

También figuran el Grupo de Productores de Arana, Grupo Unión Agrícola Cooperativa de Viñateros de Berisso, Grupo Las Banderitas y Cooperativa de Trabajadores Rurales de San Vicente, entre otros.

"Uno de los pilares que sostiene la continuidad del banco es la garantía solidaria", afirmó Dumrauf a Télam, y destacó: "Que la garantía sea solidaria quiere decir que lo que empeñamos es la palabra, por eso es que se necesita al grupo como aval de mi proyecto, compañeros que hacen lo mismo que yo y conocen y confían en mi propuesta".

Precisó que existen dos líneas de créditos: Microcréditos Asociativos, donde todos tienen el mismo proyecto; y Microcréditos Individuales "donde cada uno tiene su proyecto, pero cada compañero avala el proyecto del otro".

"El monto máximo para cada prestatario es de $1.000, en el caso de renovaciones el monto es mayor", aclaró, y destacó que el destino del crédito es para la compra de materias primas y pequeñas herramientas y maquinarias; y arreglos en infraestructura, necesarios para el desarrollo de la producción agropecuaria.


Remarcó que el período de gracia es de 2 a 3 meses (donde se paga una cuota simbólica) y manifestó que "el dinero se termina de devolver en 8 meses más, o sea en total sumarían 10 a 11 meses, de acuerdo con la operatoria utilizada y al tipo de proyecto".

Más de 150 productores trabajan
 con créditos del Banco Social. 

lunes, 7 de julio de 2014

ALIMENTOS PARA GANADO

GOYA

Agricultores de San Isidro
recibieron alimentos para más
de 6500 cabezas de ganado

Un total de 250 familias de agricultores de la zona de San Isidro, departamento de Goya, recibieron días atrás 1200 bolsas de alimentos para satisfacer la demanda de 6500 cabezas de ganado. De esta manera, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación hace su aporte ante la falta de pasturas por las inundaciones que afecta a esa región de la provincia de Corrientes.

Los 30 mil kilos de alimentos balanceados fueron recibidos y acopiados en el salón comunitario de la Cooperativa de Agricultores Familiares del paraje Tres Bocas, los que a posteriori serán distribuidos por técnicos de la Secretaría de Agricultura familiar de la Nación y de la  Municipalidad de San Isidro de Goya.

La Intendente San Isidro, Vilma Ojeda, destacó que  "desde el primer día de la gestión estoy trabajando junto a los técnicos de la Secretaria de Agricultura Familiar de la Nación. Por ello también estamos gestionando proyectos a partir de las demandas y necesidades que nos acercan las familias de agricultores".

La Secretaría de Agricultura Familiar en tanto, está distribuyendo en las zonas más afectadas por las crecidas de los ríos Paraná y Uruguay, alimentos balanceados, además de realizar el relevamiento y situación sanitaria de los rodeos de los agricultores familiares.


Cabe mencionar que el alimento fue suministrado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Nación y que la articulación y logística en territorio, está a cargo de la Delegación Corrientes de la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación (SAFN), las respectivas municipalidades, el INTA y organizaciones de agricultores familiares.


Los alimentos entregados se distribuirá
a agricultores familiares.

jueves, 26 de junio de 2014

ALIMENTOS PARA VACUNOS POR EMERGENCIA

CAPITAL, SAN COSME Y EL PASO

Productores familiares recibieron
alimentos para ganado vacunos

Agricultores familiares de Capital, San Cosme y Paso de la Patria recibieron bolsas de alimento balanceado y maíz en grano para alimentar a decenas de cabeza de ganado que, como consecuencia de las inundaciones, se ven imposibilitados de pastar en el campo. 

La distribución de los alimentos provistos por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, estuvo a cargo de técnicos de la Delegación Corrientes de la Subsecretaria de Agricultura Familiar de la Nación.


Según precisaron desde el organismo nacional, en la zona de San Cosme y Paso de la Patria se entregaron 140 bolsas de maíz y 320 de alimentos balanceados, lo cuales serán entregados a medio centenar de agricultores de la zona. En Capital, en tanto, se distribuirá 50 bolsas de alimentos balanceados y 50 de maíz en grano.

Los alimentos fueron distribuidos en
Capital, San Cosme y Paso de la Patria.



SENAF Y AGRICULTURA FAMILIAR

Comisión de Agricultura Familiar
del Senasa apoya el desarrollo del sector

La presidenta del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Diana Guillén, encabezó la primera reunión interinstitucional de la Comisión de Agricultura Familiar del Organismo (Senaf) con representantes de las entidades que actúan en el sistema nacional de control de alimentos, el 18 de junio en la sede central.

Estuvieron presentes en el encuentro, profesionales del Senasa, representantes del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación; de los institutos nacionales de Tecnología Agropecuaria (INTA) e Industrial (INTI) y de Alimentos (INAL), del Foro Nacional de Agricultura Familiar (FONAF) y de las universidades nacionales (UNAF).

En la oportunidad Guillén explicó que la Senaf “busca incluir en el Organismo la visión de la agricultura familiar en general y contribuir al desarrollo de un sector que representa más del 40% de la agricultura argentina. Queremos ayudarlo a que elabore productos inocuos para su comercialización”, señaló la funcionaria.

La Senaf, aprobada por la Resolución Senasa 187/2014, busca incorporar nuevos conceptos en la normativa vigente para adecuarla a la agricultura familiar; impulsar el trabajo conjunto y consensuado con otros organismos públicos y con los representantes de los agricultores familiares.


Además se propone difundir los conceptos básicos en el sector sobre buenas prácticas agrícolas y de manufactura; capacitar a los agentes del Senasa en los contenidos de la agricultura familiar y participar en ámbitos de la agricultura familiar para sumar su visión y apoyar al sector.

jueves, 19 de junio de 2014

DISTRIBUYEN ALIMENTOS PARA GANADO EN APIPÉ

Organización de agricultores y
la Subsecretaría de Agricultura Familiar
distribuyeron alimentos vacunos en Apipé

La organización de agricultores familiares Defendiendo Lo Nuestro de la Isla Apipé y la Delegación Corrientes de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación (SAFN) comenzaron a distribuir los 30 mil kilos de alimentos balanceados destinados a 1300 cabezas de ganado vacuno.

El mismo será distribuido entre 98 ganaderos cuyos campos fueron anegados por inundación padecida por la Isla en los últimos días. “De esta manera, se garantizará la alimentación de estos animales por el lapso de 10 días”, dijo el técnico de la SAFN en esa zona, Rubén Ojeda. Agregó además que este aporte alimentario es vital para la supervivencia de la ganadería de los agricultores familiares.

Cabe recordar que el alimento fue entregado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Nación, y       que la logística para su llegada a territorio estuvo a cargo SAFN, Municipalidad de Ituzaingó, INTA y la organización de agricultores familiares.





El alimento es distribuido entre los integrantes
de Defendiedo Lo Nuestro y técnicos de la SAFN.

martes, 17 de junio de 2014

ALIMENTOS PARA GANADO BOVINO DE ISLA APIPÉ

TRABAJO ARTICULADO
Agricultores familiares de Isla Apipé
recibieron alimentos para ganado
Agricultores familiares de la Isla Apipé recibieron más de 30 mil kilos de alimentos balanceados destinados a 1300 cabezas de ganado vacuno. El mismo será distribuido entre 98 ganaderos garantizando de esta manera, la alimentación de estos animales por el lapso de 10 días y fue provisto por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Nación. En ese sentido, cabe mencionar que la articulación en territorio, está a cargo de la Delegación Corrientes de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación (SAFN), la Municipalidad de Ituzaingó, INTA y organizaciones de agricultores familiares.

La entrega se llevó a cabo en el marco de la recorrida de una delegación del Gobierno nacional encabezada por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, a la ciudad de Ituzaingó como consecuencia de la emergencia por las inundaciones.

Cabe mencionar que el aporte alimentario es vital para la supervivencia de la ganadería de los agricultores familiares. El traslado a la Isla para su distribución estará a cargo de los integrantes de la Asociación Defendiendo Lo Nuestro.


Durante un encuentro entre los funcionarios y jefes comunales, el presidente de Defendiendo Lo Nuestro, Ernesto Figueredo, dialogó con el Jefe de Gabinete, a quién comentó la necesidad de fomentar y fortalecer la ganadería, en especial por la falta de pasturas. 

Capitanich, junto a la ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, y al secretario de esa área, Sergio Berni, se reunieron con funcionarios e intendentes del NEA (Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones) de las zonas afectadas por la creciente del río Paraná y escucharon las demandas y necesidades de los jefes comunales.

El funcionario dio además detalles de la asistencia alimentaria, sueros antiofídicos, vacunas, vehículos aportados por el Ministerio de Defensa para la asistencia, entre otras acciones que dispuso el Comité de Emergencia.

En tanto, sobre las demandas de obras, detalló que los intendentes solicitaron las defensas de la isla Apipé, la reconstrucción del puerto de Ituzaingó, obras de infraestructura hídrica y hasta la provisión de lanchas y lanchones para generar mecanismos de evacuación de personas y animales, entre otras.


"Estamos trabajando para resolver estas demandas", dijo el jefe de ministros, a la vez que mencionó que existen posibilidades de financiamiento internacional a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial (BM) y que "hay proyectos que están sujetos a evaluación y pueden ser susceptibles de  financiamiento".








La Asociación Defendiendo lo Nuestro de Apipé
recibió alimentos y dialogó con Capitanich.